Círculos Cromodinámicos

En la obra de Feldman observamos un reflejo de su memoria, su niñez y nuestra
sociedad actual en movimiento. Se percibe la imagen al fondo de un círculo con un
patrón de figuras alternas creando otra dimensión.
Feldman nos invita a hacer una pausa y vernos a nosotros mismos. A ser parte de la
obra, poder experimentar jugando y cambiar la obra a su antojo.
Por cada estimulo que manda al espectador espera una respuesta involuntaria
logrando así un reflejo personal.
Con sus círculos cromodinámicos crea mundos diferentes con posibilidades infinitas.
Son círculos que encierran un misterio envuelto por tramas de figuras geométricas
creando nuevas figuras al involucrarse en la pieza, y al dar vuelta se devela la imagen
en su totalidad, solo por un instante. Como los instantes de la vida. Hay que estar
atentos para observar esa idea de fondo.
El uso de la mujer en su obra nos manda un mensaje personal directamente desde su
punto de vista pero nos pide que pongamos parte de nuestras vivencias para hacer de
estos círculos cromodinámicos algo propio.
La desnudez en sus obras es la representación de lo mas puro, sin máscaras, sin capas,
simplemente un mensaje directo. Presenta una idea desde un origen natural sin trabas
ni poses. Es en esencia un ser humano en su forma mas elemental.